Acceder

Problemas familiares y como solucionarlos

12 AGOSTO 2022

problemas familiares y como solucionarlos

Los problemas familiares no son un tema exclusivo de familias disfuncionales. De hecho, incluso las familias más establecidas los tienen, pues no siempre sus miembros estarán de acuerdo con respecto a opiniones o decisiones de los otros con los que conviven. También es posible que ocurran conflictos debido a malentendidos y las discusiones que estos generan pueden ser grandes o pequeñas. Por supuesto, cualquier conflicto, por pequeño que sea, terminará impactando en la dinámica familiar de todos por igual. Por esta razón, es importante que los miembros de la familia aprendan a analizar y a enfrentar cada problema que se presente, de este modo, pueden establecer un tono adecuado para la dinámica familiar.

En el siguiente artículo, te mostramos una guía en la que puedes aprender a resolver los problemas familiares de una manera sensata, así, podrás saber ¿qué hacer ante un problema familiar?

Contrata mediadores familiares

mediadores familiares

Mediación familiar

Encuéntralos en Legify

¿Por qué se producen los problemas familiares?

Por qué se producen los problemas familiares

Hay diferentes razones por las que puede producirse un problema familiar. A veces, estos pueden existir entre solo dos miembros y a veces, puede que se extiendan a todos los miembros, creando lo que conocemos como problemas de familia extendida. Cabe destacar que algunos no se evidencian de una manera tan notoria, como otros. Por ejemplo, el duelo por la pérdida de un ser querido será un problema evidente, mientras que la falta de comunicación entre un padre y un hijo puede tener un aspecto más sutil. Las causas subyacentes de los problemas familiares tampoco son muy evidentes todo el tiempo. Pero, el impacto de estos conflictos puede llegar a extenderse a todos los miembros de la familia, generando tensión emocional entre los lazos familiares.

Cabe destacar que estos problemas, por lo general, tienen un impacto mayor en unos miembros que en otros, sobre todo en los niños. Estos forman dificultades emocionales, que son trasmitidas a lo largo de desarrollo de su vida, pudiendo incluso llegar a afectar sus dinámicas familiares futuras, en su vida de adultos.

Causas más comunes de los conflictos familiares

Causas de los conflictos familiares

No podemos abordar correctamente un problema, del cual no conocemos el origen. Por lo tanto, el primer paso que debemos dar es analizar a profundidad los detalles para identificar sus causas.

Los problemas familiares pueden llegar a producirse por:

  • Expectativas diferentes: Es un hecho que cuando uno de los miembros tiene expectativas diferentes, los problemas familiares comenzaran a brotar en cualquier momento. El impacto es más notorio en las relaciones entre cónyuges o padres e hijos. Por ejemplo, una esposa quiere seguir creciendo en su carrera laboral, mientras que el esposo quiere que se dedique al hogar. También puede suceder que los hijos tengan intereses diferentes a las expectativas de sus padres.

  • Comunicación deficiente: Pocos lo saben, pero la comunicación es la clave para el éxito de la funcionalidad familiar. No se trata de hablar todos los días sobre banalidades, se trata de que los miembros expresen a la familia, sus miedos, deseos, sentimientos o puntos de vista.

  • Cambios circunstanciales: La familia está en constante evolución, lo que quiere decir que está sujeta a cambios de circunstancias con regularidad y estos ajustes pueden generar conflictos internos. Los cambios que más afectación tienen están relacionados con el dinero, salud, pubertad de los más jóvenes, mudanzas, entre otros.

¿Cómo se solucionan los problemas familiares?

Mejorar las relaciones familiares y mantener una dinámica positiva, depende de que los conflictos se vayan tan pronto como llegan. Para ello, toma en cuenta los consejos que mencionamos a continuación.

  • Reconociendo el conflicto familiar:

    Fingir que todo está bien o desentenderse de los problemas es a menudo la solución con más sentido para los miembros de la familia, pero esto es lo menos saludable que pueden hacer. No puedes resolver algo de lo que todavía no estás reconociendo su existencia.

    De hecho, ignorar los problemas puede hacer que se hagan más grandes de lo que son y conducir a situaciones negativas más profundas.

    Por esta razón, es indispensable reconocerlos en la brevedad posible para brindarles una solución óptima.

  • Generar un entorno de intercambio:

    Un entorno de intercambio es aquel en el que la comunicación entre los miembros de la familia es saludable. En este, cada persona se siente segura de compartir sus pensamientos, deseos, miedos o sentimientos con sus familiares.

    Generalmente, son los padres quienes deben llevar la batuta en este aspecto. Por ejemplo, deben permitir que sus hijos brinden su opinión o punto de vista sin que tengan el temor de ser juzgados o castigados. En una situación en la que un miembro de la familia se esté expresando, los otros no tienen que burlarse y no tomar en serio lo que dice. Esto es algo sobre todo importante en los niños, quienes al crecer sin miedo de hablar sobre temas que pueden ser difíciles, podrán abrirse a sus familiares ante cualquier situación.

    Las maneras en que puedes generar un entorno de intercambio en la dinámica familiar son:

  • Escuchar lo que los demás tengan para decir.

  • Estar dispuesto a compartir sentimientos, opiniones, deseos, miedos y expectativas con los demás.

  • Cada miembro debe hablar por sí mismo, sin asumir que otros pensarán igual que él o ella.

  • Pasar tiempo juntos en familia.

  • Comportarse como quisiéramos que los demás lo hagan.

  • Analizar con profundidad el conflicto:

    En la mayoría de los casos, los problemas tienen más profundidad de lo que podemos ver en la superficie. Abordar el problema desde un inicio nos ayuda a evitar que se siga extendiendo. Por ejemplo, cuando un familiar se encuentra abusando de alcohol u otras sustancias, puede significar que está escapando de un problema que no quiere afrontar, como la caída en depresión por perder a un ser querido, un conflicto amoroso, etc.

    Entonces, lo ideal es resolver el problema del consumo de los estupefacientes y alcohol para allanar el camino del obstáculo generado. De lo contrario, es como si solo estuviéramos curando superficialmente una herida que está profundamente infectada.

  • Concentrarse en las relaciones familiares y olvidar sentimientos negativos

    Ira y orgullo son algunos de los sentimientos negativos que los conflictos familiares nos generan. Pero, alimentar estas emociones, evitan que podamos sentir empatía y compresión hacia otros familiares, por ende, dificultan la resolución de problemas.

    Es normal que sea difícil olvidar estos sentimientos negativos. Lo más recomendable es incluir a un profesional en la ecuación, para que, a través de sesiones o terapias, nos ayuden a superarlas.

Si estás buscando ayuda para solucionar cualquier conflicto o problema familiar, puedes enviar tu caso para que los profesionales expertos en mediación puedan enviarte presupuestos, elegir al que más te guste y darle solución cuanto antes.

¿Imaginas enviar tu consulta legal, recibir ofertas de abogados sin compromiso, sin moverte de casa, rápido y sencillo?


¿QUIERES CREAR UNA EMPRESA EN ESPAÑA?

¿ERES NOTARIO?

ATENCIÓN AL CLIENTE

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Teléfono: +34 601 083 957
Logo Legify
Legify secure SSL

Legistas Online S.L
Calle de Aguilón, 3, Local 1
28045 Madrid, España
CIF:B87621611

COPYRIGHT © 2022 LEGISTAS ONLINE S.L

¡SÍGUENOS!

Lemonway